29 para que nadie se jacte delante de Dios.