33 porque Dios no es Dios de confusión, sino de paz, como en todas las iglesias de los santos.