37 Si alguno piensa que es profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo es mandamiento del Señor.