33 No os dejéis engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.