12 Os escribo a vosotros, hijos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.