3 Y en esto sabemos que hemos llegado a conocerle: si guardamos sus mandamientos.