4 Todo el que practica el pecado, practica también la infracción de la ley, pues el pecado es infracción de la ley.