14 o a los gobernadores, como enviados por él para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen el bien.