4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, recibiréis la corona inmarcesible de gloria.