17 La casa, es decir, la nave delante del santuario interior tenía cuarenta codos de largo.