25 El otro querubín también medía diez codos; ambos querubines tenían la misma medida y la misma forma.