7 Ahora pues, vuelve y vete en paz, para que no desagrades a los príncipes de los filisteos.