8 Pero nosotros sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente,