12 No estáis limitados por nosotros, sino que estáis limitados en vuestros sentimientos.