8 Tened cuidado para que no perdáis lo que hemos logrado, sino que recibáis abundante recompensa.