24 Cuando llegó al monte a , los tomó de sus manos y los guardó en la casa, luego despidió a los hombres y ellos se fueron.