20 Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados.