25 Sus puertas nunca se cerrarán de día (pues allí no habrá noche);