11 y el que no se postre y adore, será echado en un horno de fuego ardiente.