17 A estos cuatro jóvenes Dios les dio conocimiento e inteligencia en toda clase de literatura a y sabiduría; además Daniel entendía toda clase de visiones y sueños.
18 Al cabo de los días que el rey había fijado para que fueran presentados, el jefe de los oficiales los trajo ante Nabucodonosor.
19 El rey habló con ellos, y de entre todos ellos no se halló ninguno como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; entraron, pues, al servicio del rey.
20 Y en todo asunto de sabiduría y conocimiento que el rey les consultó, los encontró diez veces superiores a todos los magos b y encantadores que había en todo su reino.
21 Daniel estuvo allí hasta el año primero del rey Ciro.