3 Porque yo proclamo el nombre del SEÑOR; atribuid grandeza a nuestro Dios.