40 "Ciertamente, alzo a los cielos mi mano, y digo: Como que vivo yo para siempre,