8 Y las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos.