8 El que cava un hoyo cae en él, y al que abre brecha en un muro, lo muerde la serpiente.