4 En vista de lo cual, leyendo, podréis comprender mi discernimiento del misterio de Cristo,