8 porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz