20 El que ofrezca sacrificio a otro dios, que no sea el SEÑOR, será destruido por completo.