30 Y ungirás a Aarón y a sus hijos y los consagrarás para que me sirvan como sacerdotes.