24 Y aconteció que en una posada en el camino, el SEÑOR le salió al encuentro y quiso matarlo.