25 Y pasaron siete días después que el SEÑOR hirió al Nilo.