5 En su centro había figuras semejantes a cuatro seres vivientes. Y este era su aspecto: tenían forma humana.