25 Entonces hablé a los desterrados de todas las cosas que el SEÑOR me había mostrado.