30 sufriendo el mismo conflicto que visteis en mí, y que ahora oís que está en mí.