13 porque Dios es quien obra en vosotros tanto el querer como el hacer, para su beneplácito.