14 prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.