26 No nos hagamos vanagloriosos, provocándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.