7 Vamos, bajemos y allí confundamos su lengua, para que nadie entienda el lenguaje del otro.