15 Y también el Espíritu Santo nos da testimonio; porque después de haber dicho: