30 Por la fe cayeron los muros de Jericó, después de ser rodeados por siete días.