19 Vemos, pues, que no pudieron entrar a causa de su incredulidad.