3 Y detrás del segundo velo había un tabernáculo llamado el Lugar Santísimo,