20 Porque te oímos decir cosas extrañas; por tanto, queremos saber qué significan.