11 Y Dios hacía milagros extraordinarios por mano de Pablo,