32 Entonces los soldados cortaron las amarras del esquife y dejaron que se perdiera.