28 para hacer cuanto tu mano y tu propósito habían predestinado que sucediera.