29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Ve y júntate a ese carruaje.