8 Y había gran regocijo en aquella ciudad.