2 Abrid las puertas para que pueda entrar la nación justa, la que permanece fiel.