11 ¡Ay del impío! Le irá mal, porque lo que él merece se le hará.