26 Sus puertas se lamentarán y estarán de luto; y ella, desolada, se sentará en tierra.